El secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, reveló el grado de desarticulación de la estructura gubernamental en la administración de Layda Sansores San Román, así como el control que Marcela Muñoz Martínez, secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), ejerce incluso sobre quien supuestamente es el responsable de la política y seguridad interna de la entidad.

Por jerarquía, funciones, atribuciones e incluso tradición, es el secretario de Gobierno, quien funge como vice-gobernador, el segundo al mando y es responsable directo de las políticas públicas de seguridad y de la estrategia para la paz y tranquilidad de las familias. O al menos eso era antes. Porque ahora Marcela Muñoz Martínez se salta al secretario de Gobierno y hace lo que quiere en el tema de la seguridad, con la venia de la gobernadora.

Así lo dijo el propio Aníbal: “El tema de seguridad lo ve directamente la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz, es a quien deben de cuestionar por el tema de seguridad en Campeche”, dijo el titular de Segob, quien sin esas funciones y atribuciones es prácticamente un florero en el Gobierno de Layda.

Hay que recordar que hace unos meses se rumoró que Ostoa Ortega habría presentado su renuncia, precisamente porque nadie le hacía caso y todos se lo saltaban. Pero la gobernadora lo habría convencido de quedarse, aunque no por ello le devolvió las atribuciones que su puesto le obliga a ejercer.

Si Aníbal Ostoa Ortega no es el responsable directo de la seguridad de los campechanos, ¿entonces qué es lo que hace?

Redacción.

Compartir