Los usuarios del transporte público denuncian el pésimo estado de las unidades, lo cual es un claro ejemplo de la falta de inversión e interés de darle mantenimiento a urbanos.

Muestra de ello es la unidad de la empresa Castamay, de la ruta Siglo XXI, con el número 024, con placa 203-639-B, que representa un peligro para los usuarios que lo toman todos los días.

Uno de los usuarios exhibió a través de las redes sociales el mal estado que está uno de los asientos, donde relata que “Me tocó presenciar cómo una señora casi se corta y abre la pierna con la base de las sillas”. 

Comentó que solicitó al conductor del urbano que no subiera más gente, debido al asiento roto, las patas de fierro representan un riesgo para los usuarios.

“Los pasajeros presentes, le pedimos que no subiera a más gente y a este operador no le importó el riesgo que corríamos, camioneros así no deberían de estar laborando en dicha unidades”, citó.

Además denunció que las unidades van con personas en las escaleras, arriesgando a niños y gente adulta. 

Enfatizó que ya basta de soportar estas deficiencias del transporte, ojalá resuelvan este problema.

Por último, señalaron que no es la única unidad en mal estado en la ciudad, sino que hay otras de diferentes empresas con el mismo problema, pero incluso lo que hacen es retirar el asiento roto.

Wilmer Delgado.

Compartir