El transporte público es un foco rojo para posibles contagios de la “viruela del mono” debido que no hay una sana distancia, ni tampoco los protocolos de prevención. 

La mayoría de los choferes circulan con unidades complemente llenas, lo cual sería un detonante para la transmisión del virus, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se transmite por contacto con otras personas.

El regreso a las clases presenciales en todos los niveles educativos del Estado, ha provocado que las unidades del servicio de transporte público luzcan abarrotadas, sobre todo en los horarios pico, cuando los estudiantes acuden a sus escuelas y van de regreso a sus casas, lo cual propiciaría el aumento de casos, como los que ya se registran en la entidad.

A pesar que las autoridades de salud han manifestado que se debe de tener una sana distancia, tanto para evitar contagios de Covid-19 y ahora la viruela del mono, esa premisa no se aplica, pues la mayoría de los camiones circulan saturados de pasajeros.

Es necesario que las autoridades de Salud y la misma Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Campeche (Copriscam), realicen inspecciones para evitar que el transporte público vaya saturado, ya que una de las causas de transmisión del virus es por el contacto de personas.

En la entidad ya hay tres casos confirmados de viruela del mono y hay 13 probables que podrían dar positivos, pero a pesar del posible incremento, la gente sigue abarrotando el transporte público, pero además hay espacios públicos que igual siguen llenándose sin las medidas sanitarias correspondientes.

Los camiones de las diferentes rutas del transporte público circulan repletas todos los días, lo cual representa un detonante para contagios de coronavirus y de la viruela símica, sin embargo, es necesario implementar medidas sanitarias para proteger la salud de los ciudadanos.

Wilmer Delgado.

Compartir