La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó el viernes a tomar medidas “urgentes” para contener la propagación de la viruela del mono en Europa, donde los casos se triplicaron en las últimas dos semanas.

“Es imperativa una acción urgente y coordinada” en los próximos meses para evitar que la enfermedad se implante “en zonas geográficas más amplias”, alertó en un comunicado el director regional para Europa de la OMS, Hans Henri Kluge.

Según los últimos datos del organismo de la ONU, Europa contabiliza en este brote unos 4 mil 500 casos de viruela del mono, el triple que a mediados de junio.

Ese número corresponde al 90% de los registrados en todo el mundo desde mediados de mayo, cuando la enfermedad, hasta entonces considerada endémica solo en unos diez países africanos, empezó a señalarse en Europa.

Hasta el momento, 31 países europeos registraron casos. Se trata de una enfermedad rara, provocada por un virus transmitido por animales infectados.

AHORA AFECTA A NIÑOS

La viruela del mono se ha convertido en una nueva inquietud para las autoridades sanitarias a nivel mundial por el rápido crecimiento que tuvo fuera de África desde que el pasado 7 de mayo las autoridades sanitarias de Reino Unido notificaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el primer caso detectado fuera de las zonas endémicas.

Además de los 5500 casos observados en 50 países por fuera de África, desde aquel viajero que regresaba procedente de Nigeria que fue diagnosticado positivo en Reino Unido, la enfermedad se ha registrado ahora en menores de edad. eclarar la viruela del simio como una emergencia global significaría que la agencia de salud de la ONU considera que el brote es un “evento extraordinario” y que la enfermedad corre el riesgo de propagarse a través de más fronteras, lo que posiblemente requiera una respuesta global.

También le hubiera dado a la viruela del simio la misma distinción que la pandemia de Covid-19 y el esfuerzo continuo para erradicar la poliomielitis.

Muchos de los científicos dudan de que tal declaración ayude a frenar la epidemia, ya que los países desarrollados que registran los casos más recientes ya se están moviendo rápidamente para detenerla.

Agencias.

Compartir