Tragedia. El pequeño falleció tras quedarse encerrado en el auto de sus padres

Agencias

Un niño de dos años llamado Luca Albanese falleció tras ser olvidado por su padre en el coche durante ocho horas. Sus progenitores se encuentran en estado de shock por lo que están están hospitalizados.

Según las primeras investigaciones, la temperatura en el interior del coche, donde quedó encerrado el niño, llegó a alcanzar los 60 grados, según informa el ‘Corriere della Sera’. De hecho, cuando fue rescatado por su padre y el 118, a las 17.00 horas del pasado martes, la temperatura de su cuerpo era de unos 40 grados.

La autopsia confirmará las causas exactas de su muerte, pero los expertos creen que el niño falleció por asfixia alrededor del mediodía, cuando llevaba ya cuatro horas solo en el interior del vehículo.

Los padres del pequeño todavía no han sido interrogados debido a su estado. El progenitor se enfrenta a un posible delito de homicidio involuntario y de negligencia infantil. Al parecer, el progenitor Andrea Albanese, de 39 años, metió a su hijo en el coche para llevarle a la guardería, que estaba cerca de su lugar de trabajo, pero se olvidó de sacarlo del coche.

También podría interesarte  Mayweather y Pacquiao sin difamaciones

El abuelo materno dio la voz de alarma cuando fue a buscar al pequeño a la guardería y le dijeron que no estaba. El abuelo llamó entonces a la madre y ésta al padre, que cayó en la cuenta de lo que había sucedido y fue corriendo al vehículo. Sin embargo, ya era tarde y Lucas se encontraba sin vida.