El Ayuntamiento de Mérida informó que ayer por la mañana, mientras personal de la Dirección de Desarrollo Urbano colocaba, por cuarta ocasión, sellos de suspensión a la obra en construcción del predio número 338 de la calle 8-B, entre 3-A y  3-B, de la colonia Gonzalo Guerrero,  personal del edificio rompió, una vez más, de forma violenta los sellos y se negó a salir del predio en cuestión.

De acuerdo con los datos preliminares, a los pocos minutos de iniciada la diligencia, el propietario de la construcción y su abogado, así como una arquitecta presente en la obra, rompieron de nueva cuenta los sellos de suspensión, lo que propició la intervención de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes detuvieron a los involucrados.

La llamada de apoyo a la policía por flagrancia en la comisión del delito corrió a cargo de Felipe de Jesús Aguilar Koh, jefe de Asuntos Penales del Ayuntamiento de Mérida,  quien el 4 de enero pasado interpuso ante la Fiscalía General del Estado la denuncia y/o querella por violación de los sellos de “obra suspendida”, situación recurrente en la obra desde que la Comuna detectara varias irregularidades con el proyecto autorizado el 8 de julio de 2015.

También podría interesarte  Aprueban crear nuevo Código de Procedimientos Penales

Conforme a la inspección correspondiente se observó que según los planos autorizados la construcción excedía en dos departamentos adicionales a los previamente fueron autorizados y esto ocasionaba distintas violaciones al reglamento de construcción vigente.

Desde octubre de 2014, el Ayuntamiento de Mérida atendió una denuncia ciudadana presentada por la Asociación de Colonos de Gonzalo Guerrero A.C., en la que manifestaron la molestia que esa construcción ocasiona en el rumbo, por no respetar la normatividad urbana.

Con esta medida, el Ayuntamiento de Mérida reitera su estricto apego al cumplimiento de la normatividad vigente en materia de Desarrollo Urbano.

Redacción
expresoweb@multimedioscampeche.com