Para el Grupo Parlamentario del PRI, todos los actos violentos generados por estudiantes de la Escuela Normal Rural de Hecelchakán ‘Justo Sierra Méndez’, derivan de una inadecuada política del Gobierno del Estado de Morena para la atención de problemas sociales.

Así lo manifestó el coordinador de la bancada priísta, Ricardo Medina Farfán, quien señaló la falta de concreción de compromisos de parte de las autoridades locales, y aunque existe apertura al diálogo, no existen elementos que confirmen el avance en la resolución de solicitudes de los estudiantes inconformes, por lo que lejos de disipar el problema este sigue creciendo.

“No hay una estrategia clara de cómo resolver los problemas y tampoco hay claridad en los compromisos; esto, lejos de ayudar, agrava los problemas, como está pasando en este momento” externó el legislador del PRI.

“Ningún tipo de hecho violento o que tenga algún tipo de acto ilícito debe ser tolerado y siempre se debe de privilegiar un diálogo constructivo. Lo que en cierta forma vemos que ha faltado o ha fallado”, añadió.

Puntualizó que el Gobierno del Estado debe mejorar esta capacidad de atención y responder adecuadamente a las solicitudes ciudadanas, ya que este no es el único caso en la administración que evidencia a la autoridad.

“El problema se hace evidente no sólo en el caso de los normalistas, sino en otros más, donde vemos que se demoran mucho en resolver y, debido a esto, acaban engrandeciéndose, como sucedió con el homicidio en la península de Atasta”, expuso.

Redacción.

Compartir