Cuando inició la actual administración estatal morenista, Campeche se preciaba como el estado más seguro del país. Hoy, poco más de un año después del inicio del gobierno de la 4T, la percepción social sobre inseguridad pública casi se duplicó.

Y eso no lo decimos nosotros, sino los propios campechanos que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que levantó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en diciembre de 2022, dijeron sentirse mucho más inseguros ahora que antes del gobierno morenista.

No es para menos. En el último año hemos visto más asesinatos, más balaceras, más narcomantas, más guerra entre bandas rivales que nunca antes.

Según la encuesta del Inegi, las ciudades de Campeche y Carmen se encuentran entre las 10 ciudades del país con mayor percepción de inseguridad.

En tan solo un año del actual gobierno de la 4T, San Francisco de Campeche pasó del 39.5% en diciembre de 2021, al 66% en diciembre de 2022, es decir, un incremento del 26.5%. En Ciudad del Carmen aunque decreció en un 4.1% al pasar del 63.8 al 59.7% entres diciembre de 2021 y diciembre de 2022, sigue siendo una de las ciudades con mayor percepción de inseguridad.

El dato es revelador. Mientras a nivel país se tuvo un descenso muy pequeño del 1.5%, en la capital campechana el aumento fue del 26.5%. Quizá con ello tuvo que ver la estrategia fallida de seguridad pública puesta en marcha por Marcela Muñoz, que ha dado pie a casi todas las manifestaciones delictivas desde que se hizo cargo de la seguridad pública.

Redacción.

Compartir