El Tribunal Electoral tiene listo el dictamen con el que declarará la invalidez del proceso de Revocación de Mandato por no cumplirse la participación del 40 por ciento, pero mantiene en duda si dejará sustento de la falta de integridad en el proceso, las omisiones legislativas, la falta de voluntad de servidores públicos para respetar la ley y las trabas presupuestales que imposibilitaron la labor del Instituto Nacional Electoral.

Grupo Milenio adelantó hace una semana que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)concluirá que “no ha lugar para declarar la validez del proceso de revocación de mandato”, al no cumplirse los requisitos constitucionales y legales que marca el artículo 35 constitucional, que condiciona la validez de ese ejercicio a que participen el 40% de las personas inscritas en la Lista Nominal de Electores y que los resultados sean mayoría absoluta.

Para declarar que México sigue teniendo Presidente de la República tras la invalidez del ejercicio de revocación de mandato, el TEPJF prepara una sesión solemne como la que se realiza al validar las elecciones presidenciales, en la que estarán presentes todas las magistraturas de la Sala Superior; el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López en representación de Andrés Manuel López Obrador; los presidentes de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna y del Senado, Olga Sánchez Cordero; así como el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova.

Grupo Milenio detalló que obtuvo una copia de dos propuestas de dictámenes de resolución que contrastan en exhibir “las malas prácticas que afectaron la normativa electoral, las instituciones electorales y la decisión electoral o el voto de la ciudadanía” y que desató un debate entre las magistraturas.

Agencias.

Compartir