Dos helicópteros ucranianos bombardearon un depósito de gasolina en territorio ruso en la localidad de Bélgorod, en el oeste de Rusia, a unos 40 kilómetros de la frontera con Ucrania, informó este viernes el gobernador local.

En otro mensaje, el gobernador Vyacheslav Gladkov indico que los bomberos trabajaban para apagar el incendio y que dos empleados del depósito resultaron heridos. El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia afirmó de su lado que 170 socorristas intervenían en el lugar.

El ministerio publicó un video que muestra a bomberos en trajes térmicos apagando las llamas. Dijo haber sido advertido del incendio a las 05:51 horas locales (02:51 GMT) y confirmó el balance de dos heridos.

El gigante energético Rosneft, propietaria del depósito, informó a las agencias rusas que evacuó a su personal en el lugar.

Por otra parte, el director de una imprenta cerca de Bélgorod, Konstantin Lajnov, aseguró que su empresa fue alcanzada por el fuego de los helicópteros.

“Helicópteros dispararon cohetes contra nosotros (…) las ventanas están dañadas, el equipo está destruido o dañado (…) el techo está dañado”, dijo a la agencia estatal TASS.

Tras el ataque, medios de comunicación locales informaron de filas de vehículos en las gasolineras, pero el ministro de Energía, Nikolai Shulguinov, aseguró que no habría escasez de combustible.

En las redes sociales se difundieron videos, supuestamente fueron grabados en Bélgorod, que muestran un helicóptero lanzando misiles, y luego la explosión.

El miércoles se registraron explosiones en un depósito de municiones de la región de Bélgorod, sin que las autoridades rusas explicasen claramente la razón del incidente.

Bélgorod está ubicada unos 80 km al norte de Járkov, una gran ciudad ucraniana atacada por las fuerzas rusas desde el inicio de la ofensiva del Kremlin.

El 25 de febrero, medios locales y ucranianos informaron de un ataque de Ucrania contra una base aérea rusa cerca de Rostov, sin que haya sido confirmado.

Agencias.

Compartir