A poco más de dos meses y medio que fueron reubicados de la calle Nicaragua al área de la exbloquera, introductores del mercado “Pedro Sainz de Baranda” se quejaron por no tener buenas ventas debido a lo aislado del lugar y de falta de servicios públicos.

En un recorrido por este rotativo, los comerciantes externaron que desde que se pasaron el 28 de julio de este año, sus ventas cayeron drásticamente hasta en un 50 por ciento, debido a lo aislado del lugar y a la mala fama que tiene esta zona, por lo que no dudaron en exigir una posible reubicación.

“La verdad que nos va mal porque aquí no hay afluencia de gente, no está habiendo las ventas que teníamos antes en la Nicaragua, donde era paso constante de gente y aquí no, la gente casi ni pasa”, expresó un introductor.

También podría interesarte  Pide Eliseo a panistas olvidarse de ‘rencores’

Además, indicaron que carecen de servicios públicos como los baños o, en ocasiones, hasta falta de agua, por lo que les resulta un sitio incómodo para ejercer la actividad comercial.

No obstante, también criticaron la nula vigilancia en la exbloquera, ya que un introductor comentó que hace tres semanas le robaron sacos de mercancía, entre cebollas, tomates y otras legumbres, por lo que exigieron veladores o que los elementos de la PEP hagan sus rondines para resguardar su patrimonio.

Gilberto Ávila
redaccion@multimedioscampeche.com