El expresidente municipal de Carmen, Sebastián Calderón Centeno, aseguró que Campeche ha llegado a niveles de inseguridad igualable al estado de Michoacán, ya que los grupos criminales han logrado infundir pánico, temor y desesperación en la población sin que las autoridades tengan acciones contundentes para combatir a las organizaciones delictivas.

Calderón Centeno señaló que las autoridades estatales y municipales no deben quedarse de brazos cruzados ante estos hechos de alto impacto que se han presentado, al contrario, deben aplicar las leyes con mano dura, con una investigación completa para dar con los responsables de los hechos, no solo quienes jalan el gatillo, también a los que dan las órdenes de ejecutar a personas en plena calle.

Señaló que lo que sucede en el estado de Campeche, principalmente en Ciudad del Carmen, es inaudito, y que las autoridades deben impedir los actos criminales, para eso se les eligió, “tienen la orden de las leyes para detener los hechos violentos y detener a la delincuencia organizada que se dedican a destruir la paz pública”.

Cuestionó la efectividad de las Mesas de la Paz, que realiza la gobernadora Layda Sansores.

Redacción.

Compartir