La Ley de Amnistía no abre las puertas de la cárcel, sino sirve para ayudar al que está injustamente preso. No aplica para los que son reincidentes en algún delito de robo, por eso se debe de tener algunos candados, manifestó el presidente de la Confederación de Colegios de Profesionistas del Estado de Campeche, José Alfredo Cárdenas Vázquez.

En entrevista, comentó que la Ley de Amnistía busca apoyar a los sectores más desprotegidos, como al indígena que no tuvo una defensa adecuada, delitos que no son considerados graves sino menores.

“Con la Ley de Amnistía puede haber una depuración en las prisiones, pero solo aplicará para aquellos que cumplan con las condiciones establecida en la Ley. Eso no significa que vaya a haber una apertura total, se tiene que cumplir con algunas condiciones”, precisó.

“Por ejemplo que la persona esté en extrema pobreza, que sea población indígena, el tipo de delito del que sea objeto, no hablamos de sacar de la cárcel a las personas que cometieron delitos graves, sino menores”, añadió Cárdenas Vázquez.

“No se ve mal ni se percibe mal, porque no se trata de abrir la cárcel y que todo el mundo salga, sino se trata de un tema de derechos humanos para aquellas personas que hayan tenido una condición de defensa legal o condición social en desventaja que no le haya permitido una adecuada defensa”, subrayó.

Wilmer Delgado.

Compartir