Aunque al Gobierno de Morena no le guste, el PRI no habrá de aprobar la iniciativa de Reforma Eléctrica, porque no beneficia a los sectores más vulnerables de la población, ni ayudará a bajar las tarifas eléctricas ni impulsará la competitividad ni generará las oportunidades para el desarrollo y crecimiento del país, afirmó ayer el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

La declaración, en el marco de una conferencia de prensa en la sede de su partido, en la que estuvo acompañado por los 71 diputados federales del tricolor, dejó en claro la postura antioficialista del dirigente priísta y su posición como una oposición real, con ideas y principios propios, ajenos al poder público, contrario a lo que sus críticos han señalado respecto a su supuesta cercanía con el Presidente AMLO.

Alito dejó en claro que votará en contra de la propuesta del Presidente: “No la habremos de aprobar, aunque al gobierno de Morena no le guste”, aseguró.

El campechano señaló que, en conjunto con sus aliados el PAN y el PRD, el PRI presentará una contrapropuesta de reforma eléctrica, por considerar y calificar como “ilegal” la iniciativa presidencial.

“Nuestro deber es fiscalizar el poder, vigilar su proceder y, en su caso, denunciar la ilegalidad de la iniciativa de Reforma Eléctrica propuesta por el Gobierno Federal”, subrayó.

Señaló que la contrapropuesta que presentarán los partidos de la alianza Va x México representará “verdaderamente un significativo descenso del costo altísimo de las tarifas eléctricas”.

Aquí en Campeche, el Comité Directivo Estatal del PRI, al mando de Ramón Santini Cobos, respaldó la postura del CEN del PRI y de la bancada del tricolor en San Lázaro.

“Esta reforma es una traición al pueblo de México, es una violación a  la Constitución, va en contra de las libertades y de las instituciones del Estado, solo obedece a la complacencia del poder”, señaló.

Redacción.

Compartir