Los diversos credos de Campeche, en una unión histórica, le doblamos las manos al Congreso del Estado morenista, pues tuvo que posponer la votación de su iniciativa de ley para incluir el concepto de ‘violencia simbólica’ que, tal como estaba planteado, coartaba la libertad religiosa, afirmó el presidente de la Comunidad Evangélica de Campeche A.C., Pbro. Alfonso Durán Moo.

En entrevista, explicó que la iniciativa del morenista Jorge Pérez Falconi no estaba clara y sí mal redactada, era ambigua, coartando la libertad religiosa, por lo que en un hecho sin precedentes se unieron las diversas iglesias en Campeche para sumar fuerzas contra esa iniciativa que aprobaron en comisiones los diputados de Morena.

Durán Moo señaló que el martes, los diputados de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado aprobaron la reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para incorporar el concepto de ‘violencia simbólica’, sin ningún cambio, pese a que se les pidió e insistió en que se modificara para que no existan riesgos a la libertad religiosa. 

El líder evangélico dijo que, ante la necedad de los diputados de Morena, por ir en contra de las prácticas religiosas, los representantes de los credos se unieron en una protesta pacífica afuera del Congreso, incluso lanzaron consignas como:  “Si aprueban la iniciativa iba a ser la caída de Morena, se verían en las próximas urnas”.

Dijo que por ello se había convocado a una protesta común en contra de la iniciativa para este 14 de julio, día en que se aprobaría la reforma. “La presión fue tal que no sólo representantes, sino incluyendo todas las iglesias católicas, mormonas, todos los credos religiosos se iban unir para manifestarse en el Congreso para evitar la votación”.

Señaló que todavía el miércoles por la tarde los morenistas seguían con su postura de que la reforma se iba a aprobar tal cual, sin un sólo cambio. Pero los pastores de las iglesias hicieron su trabajo, convocando a toda su gente para manifestarse el jueves a las afueras del Congreso, para hacer acto de presencia y si era posible evitar la votación.

Expresó que la sorpresa que se llevaron fue que por la noche, pasadas las 21:00 horas, llegó el aviso que la iniciativa se iba revisión y no se votaría al día siguiente.

“Se frenó la presentación de la iniciativa, por lo cual igual se canceló la manifestación religiosa, hasta ahora se fue la ley a revisión, aceptando hacer un cambio, reconsiderarla, cuando anteriormente estaban cerrados a ello”, subrayó.

Cuestionado sobre la actuación de la actual Legislatura, el Pbro. Durán admitió que había más apertura a los religiosos en legislaturas anteriores. “Por lo menos eramos tomados en cuenta y escuchados nuestros puntos de vista, pero en este Congreso hemos metido escritos para organizar mesas de trabajo y ser escuchados y toda respuesta fue una negativa, no nos  permitieron ni entrar a la sede legislativa”, relató.

“En este Congreso de Morena somos discriminados, maltratados, los diputados de Morena son intransigentes, están llevando a una dictadura descarada porque están dispuestos a acabar con las iglesias porque son un estorbo para ellos”, subrayó el líder evangélico.

Manifestó que lo que pasó con la reforma de ‘violencia simbolica’ debería ser tomado en cuenta en futuras decisiones que toquen aspectos religiosos. “Hoy necesitamos que los diputados de Morena entiendan que las iglesias están compuestas por ciudadanos con todos los derechos civiles y van a protestar ante cualquier intento de atropello de sus prácticas cristianas. Que lo piensen dos veces antes de actuar, porque los credos tienen un número significativo de creyentes”, advirtió.

Wilmer Delgado.

Compartir