Comerciantes y vecinos de la Calle 18, entre 57 y 59 del Centro Histórico, denunciaron pestilencias por aguas negras, pues aseguran que rebosan de una alcantarilla.

Es por ello que piden la intervención del Ayuntamiento de Campeche, pues aseguran que además de dar mal aspecto para el turismo, representa peligro para las personas que a diario transitan por el lugar, pues hay quienes se han pasado a resbalar y han llegado a caerse y lastimarse.

Señalaron que esta no es la primera vez que reportan esta problemática, pues previamente ya habían hecho del conocimiento de las autoridades municipales el malestar que causa en los alrededores.

Reportaron a este rotativo que el agua que se filtra de una vivienda, corre por toda la banquete, dejando olores insoportables y un posible foco de infección para cualquiera que pase por ahí.

Aseguraron que las autoridades municipales deben de intervenir y exigir al dueño del predio poner solución a las aguas negras que día y noche están rebosando.

“Exigimos que haya una solución, los olores son demasiado fuertes y a veces se vuelven insoportables”, añadió un vecino.

Wilmer Delgado.

Compartir