Hace unos meses aparecieron narcomensajes. La amenaza era clara: El Cártel Jalisco Nueva Generación llegó a Calakmul para hacerse del control de esa plaza fronteriza y selvática por donde pasan armas, drogas y personas, por lo que los miembros de otros grupos criminales -a los que nombró por sus apodos- debían irse de esa ciudad o enfrentar un final trágico.

Y todo parece indicar que lo están cumpliendo.

Ayer, alrededor de las 11:00 horas de la mañana, a plena luz del día y en la principal Avenida Calakmul, de la ciudad de Xpujil, frente a los restaurantes Casa Maya y Pata de Jaguar, llenos a esa hora, delincuentes a bordo de un automóvil blanco interceptaron a una camiomneta tipo Lobo, roja, cuando se estacionaba, y abrieron fuego.

A bordo de la camioneta iba “el Zorrito”, como se le conocía en Xpujil, quien resultó muerto. Lo acompañaba otro sujeto no identificado que resultó con heridas de gravedad.

“El Zorrito” era hermano de “el Zorro”, que también fue ejecutado pero en septiembre pasado, luego de una persecución por esa misma ciudad, pero se le dio alcance en un taller mecánico donde intentó esconderse y recibió siete disparos a quemarropa.

“El Zorrito” es el primer ejecutado del año en Calakmul. Tres homicidios ocurrieron ahí mismo en la segunda mitad del 2022. Ninguno de esos crímenes ha sido resuelto por las autoridades.

Agencias.

Compartir