Tras seis meses de Martes de Jaguar, en los que Layda Sansores ha exhibido a sus enemigos políticos mediante audios, videos y WhatsApp’s, ahora le tocó a la gobernadora ser la víctima del espionaje y sus conversaciones fueron publicadas nada más y nada menos que por la prestigiosa revista Proceso.

Así se pudo ver en el portal oficial de dicho semanario, en cuya portada se veía una foto de Layda y se leía el titular: “Chats exhiben ahora a Layda Sansores  y revelan cómo se infiltró su sobrino con Alito”.

La publicación muestra seis capturas de pantalla de conversaciones con su sobrino y operador Gerardo Sánchez Sansores; con el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega; y con su secretario particular, Axel Rubio.

Las conversaciones de la gobernadora con su círculo cercano revelan cómo su sobrino y Renato Sales Heredia le permitieron llegar al poder, sacan a la luz tensiones al interior de su gabinete y las fracturas al interior de Morena, y sugiere que Layda también ofrece “dulces” a la prensa.

Proceso hizo su publicación momentos antes del programa semanal de Layda, desde donde la gobernadora trató de desacreditar a la revista diciendo que “estos también inventan”, dando por sentado que ella y su programa también difunden puros inventos.

Redacción.

Compartir