Durante la visita del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el pasado fin de semana dialogó con pobladores de Xpujil que lo esperaron para saludarlo y entregarle documentos, solicitudes y obsequios, el mandatario anunció que este año se destinaron mil millones de pesos para obras de mejoramiento del servicio de agua potable en esa zona.

Lo que contempla la construcción de un nuevo acueducto. No dio más detalles del programa de inversión. Serán beneficiados al menos 30 mil habitantes de la zona.

El mandatario nacional presidió una reunión a puertas cerradas y dio por iniciados los trabajos de construcción del acueducto López Mateos-Xpujil, así como del tramo 7 del Tren maya.

De igual manera acudió a la Expo Feria del Sur (Expofer) en Chetumal, donde dio  el banderazo de salida de la construcción del Tren Maya en los tramos Chetumal-Escárcega y Chetumal-Cancún, a cargo del Ejército.

El Presidente reiteró que la controvertida obra, rechazada por ambientalistas y otros activistas, estará en funcionamiento en diciembre de 2023.

“Va estar en diciembre del año próximo”, declaró a reporteros locales, que no lograron entrar al evento, privado por la veda electoral.

El día de ayer en Xpujil, Campeche, donde acudió para supervisar otro tramo del Tren Maya, rechazó que esta obra magna, de mil 500 kilómetros y más de 140 mil millones de pesos, vaya a ser detenida.

“No, no (se detendrá), ya se instalaron los campamentos para que los (militares) que construyeron el Aeropuerto Felipe Ángeles construyan este tramo”, dijo el Presidente según una transmisión en video.

Redacción.

Compartir