Los trabajos del Tramo 5 del  proyecto del Tren Maya se reanudaron “desde hace una semana” y ya no se detendrán, anunció en conferencia de prensa esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, un día después de determinar la obra como prioritaria y “de seguridad nacional”.

De acuerdo con el titular del Ejecutivo federal, la suspensión del Tramo 5 implicaba un costo muy alto para el presupuesto público.

“Ya se decidió que es un asunto de seguridad nacional y que no por los intereses de un grupo de corruptos y de pseudoambientalistas vamos a detener una obra que es en beneficio del pueblo y que además el tiempo que se llevaba parada nos estaba significando un alto costo al presupuesto, que es dinero del pueblo”, declaró.

Sobre si la reanudación de actividades implica un desacato ante la suspensión otorgada anteriormente por un Juez, el mandatario indicó que no es el caso, ya que “hay un procedimiento legal establecido” dado que la obra ya se considera un asunto de seguridad nacional.

“Ahora se ocupó otro procedimiento, que la obra se considera de seguridad nacional. Se estableció no, ante los jueces no, se llevan a cabo los procedimientos para terminar de demostrar que no hay ningún daño, eso se continúa, pero además, por ser un asunto de seguridad nacional, se tomó un acuerdo”, expuso.

El Presidente dijo que, además, los trabajos que corresponden al tramo que recorre Cancún a Playa del Carmen ya no se detendrán, puesto que no hay ningún desacato a la autoridad judicial.

Por otro lado, López Obrador también cuestionó la falta de justicia rápida ante el paro de las actividades por los amparos presentados, impulsados “intereses políticos de conservadores corruptos”.

Agencias.

Compartir