Unas 300 familias que colocaron ‘diablitos’ a los postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para robar energía fueron ‘desconectadas’ ayer en un operativo conjunto entre la PGR, CFE y PEP.

Fue la empresa eléctrica la que presentó una denuncia ante la PGR por el presunto robo de electricidad en la colonia 20 de Noviembre.

Los elementos de dichas instituciones cortaron y confiscaron cables, además de eliminar tomas clandestinas.

Según los vecinos, cuentan con un acuerdo con personas que tienen contratos legales con la CFE, entre ellos simpatizantes del líder del colonia, el polémico Enrique Beltrán, quienes presuntamente cobraban mil 500 pesos por ‘contrato’ y un pago bimestral de 600 pesos. Pero en caso de retrasarse en sus pagos la ‘cuota’ era de 50 a 100 pesos más.

Según trascendió, cuando algunos vecinos intentaron regularizar sus tomas de corriente, el grupo del líder de colonia comenzó a agitar a los pobladores y a instigarlos para que dejaran de realizar el trámite.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com