Un supuesto empleado de la Secretaría de Salud se retiró de su domicilio junto con un amigo con el que estaba ingiriendo etílicos tras recibir reclamos de su pareja sentimental porque su invitado supuestamente le practicó sexo oral a su hijo de cuatro años.

En su predio de ex hacienda Kalá, el supuesto empleado de 37 años, se encontraba ingiriendo etílicos con su compañero. Aparentemente en un descuido el invitado se encontró con el menor a quien le practicó sexo oral. Tras enterarse de la situación, la madre del menor le reclamó a su esposo quien se salió de la vivienda junto con su invitado.

También podría interesarte  Fingió tener 15 años para que menor le enviara videos mostrando sus partes íntimas

Por su parte, la mujer dio parte a los elementos de la PEPE quienes la llevaron a la Fiscalía donde interpuso una denuncia ante el MP.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com