Si el país entero se incendia… y en Campeche ya salen chispas. Lo que nunca antes había ocurrido, este jueves sucedió con las amenazas de saqueo y vandalismo a tiendas departamentales y supermercados, movilización de todas las corporaciones de seguridad y hasta militares, así como pánico, incertidumbre y preocupación de los campechanos.

Muchos podrían argumentar, y con mucha razón, que lo sucedido ayer no fueron protestas ni manifestaciones legítimas de los ciudadanos, sino más bien actos de aprovechados que buscan desestabilizar al país y al estado con motivos meramente electorales. Y también tendrían razón. Pero eso no implica que la situación sociopolítica y económica de México no se esté prestando para ese tipo de situaciones que ya comenzaron a tener eco en la ciudad, siempre caracterizada por su tranquilidad y por mantenerse ajena a las movilizaciones.

Y es que fue desde muy temprano ayer cuando se lanzaron amenazas y llamados en redes sociales para acudir a diversos centros comerciales de la ciudad para unirse a los saqueos que se están dando en todo el país debido al aumento en los costos de la gasolina, lo que generó diversas reacciones: desde curiosidad hasta miedo, al grado que la mayoría de los centros comerciales bajaron sus cortinas y, a lo menos, colocaron barricadas y embodegaron artículos electrónicos y de línea blanca.

Dado lo ocurrido desde la tarde-noche del miércoles en entidades como Estado de México, Veracruz, Puebla, Ciudad de México y otros, desde la primeras horas de este jueves se pudo observar en diversos centros comerciales medidas de precaución para evitar cualquier posible saqueo.

La Mega Comercial Mexicana, de la avenida Central, de plano cerró por completo sus puertas ante la posibilidad de sufrir saqueo  y vandalismo, como los que se han dado en más de 200 tiendas de diferentes estados del país.

Las tiendas Wal-Mart, del área Ah Kim Pech, y Bodega Aurrera, de la avenida Central, colocaron barricadas en sus puertas para evitar que alguna persona mal intencionada cometiera vandalismo, aunque también optaron por retirar de los anaqueles las pantallas y demás electrodomésticos para evitar que sean robados.

También podría interesarte  Exhorto a motociclista para usar sus espacios

En el caso de la tienda Chedraui, en Av. Gobernadores, el gerente de Campeche, Rubén Tuz, dio a conocer que por instrucciones a nivel nacional se tomó la decisión de preparar al personal y tomar medidas en el área de electrodomésticos ante cualquier tipo de acto vandálico o de saqueo.

Especificó que los horarios de venta seguirían de manera normal, pero de presentarse algún acto sospechoso de inmediato cerrarían las dos tiendas de la ciudad. Explicó que el miércoles por la noche dos personas en moto llegaron a las instalaciones a tomar fotos, pero se dio parte a la policía y se retiraron.

Explicó que se ha mantenido la comunicación con la Secretaría de Seguridad Pública y los trabajadores tienen instrucciones ante cualquier tipo de disturbio.

En Chedraui Villaturquesa, fue a primeras horas de la tarde cuando hicieron presencia elementos de la PEP y hasta del Ejército Mexicano, para resguardar las instalaciones ante la inminente amenaza de vandalismo. El gerente, aunque no cerró la tienda a sus clientes, optó por tapiar completamente con láminas de triplay todos los ventanales del frente de la misma.

En Bodega Aurrerá de la avenida Gobernadores cerca de 40 jóvenes llegaron para llevar a cabo saqueo a la tienda, pero luego de que se ordenara cerrar las puertas los vándalos optaron por apedrearla, con lo que se generó un enfrentamiento con elementos de la Policía Estatal Preventiva.

Los llamados en las redes sociales para recurrir a este tipo de actos circularon durante todo el día, y esto causó miedo tanto en ciudadanos como en empresarios campechanos.

Hubo hasta invitación para que ciudadanos acudieran al tradicional Paseo de Reyes para saquear los puestos por la noche, lo que generó preocupación a las autoridades de Seguridad Pública, quienes también mediante las redes sociales fijaron su postura al respecto, asegurando que todas las convocatorias para saquear las tiendas eran falsas y llamaron a la tranquilidad.

Al mismo tiempo invitó a los ciudadanos a denunciar cualquier acto sospechoso que pueda poner en riesgo la seguridad de las familias campechanas.

Roxana Vázquez Campos
redaccion@multimedioscampeche.com