En los pasados días, un conjunto de organizaciones y personas se conformaron como Misión de Observación para monitorear el proceso de consulta al pueblo Maya sobre la siembra de soya genéticamente modificada en Yucatán y Campeche, luego de recibir una solicitud escrita de parte de varias de las comunidades convocadas a esta consulta.

El 4 de noviembre de 2015, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) falló a favor de comunidades mayas de Yucatán y Campeche al suspender el permiso otorgado por la Sagarpa a la empresa Monsanto para la siembra comercial de 253, 500 hectáreas de soya genéticamente modificada en siete entidades del país, incluyendo a las tres que integran la Península.

De acuerdo con la sentencia de la SCJN, las autoridades federales violaron, en perjuicio de los quejosos, el derecho a la consulta previa, libre, informada y culturalmente adecuada a las comunidades mayas de Yucatán y Campeche, por lo que el permiso de siembra de soya genéticamente modificada fue suspendido hasta que se realice la consulta.

También podría interesarte  Lista la Diócesis para la llegada del Obispo

El pasado 31 de marzo y 1 de abril, las primeras comunidades mayas de los municipios de Hopelchén y Tenabo acaban de ser convocadas a esta consulta por parte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Sagarpa, del gobierno federal, anunciándose que ésta comenzará mañana 14 de abril.

El objetivo de la Misión de Observación es monitorear y documentar el proceso de Consulta, vigilando que se realicen con apego al mandato de la sentencia de la SCJN y a los estándares de derechos humanos y derechos de los pueblos indígenas que debe cumplir el Estado mexicano.

Redacción
redacción@multimedioscampeche.com