Un taxi terminó sumergido en Playa Norte luego de que dos sujetos asaltaran al ruletero y echaran su vehículo al mar.

Joaquín David Gómez Maldonado, de oficio taxista, fue asaltado la mañana de ayer por dos sujetos que le hicieron la parada en la calle 47 por 50 de la colonia Héctor Pérez Martínez y le pidieron que los llevara al colonia Tierra y Libertad, donde lo amagaron con un cuchillo y un arma de fuego y lo despojaron de mil 500 pesos y de sus pertenencias personales, para luego abandonarlo en el lugar, llevándose el taxi con el número 2194 que luego fue encontrado sumergido en el mar, frente a la Glorieta de los Delfines, en Playa Norte.

Los hechos iniciaron cuando personas que hacían deporte en la orilla de la playa reportaron a la policía que sumergido en el mar había un taxi y desconocían cómo llegó al lugar, lo que generó una movilización de elementos de la policía para verificar los hechos.

Al lugar llegaron dos unidades de la Policía Municipal, cuyos elementos confirmaron que se trataba de un taxi que estaba en el agua, aunque no lejos de la orilla de la playa.

Los agentes pidieron la presencia de personal de Protección Civil para verificar si no habían alguna persona dentro del auto, por lo que un elemento ingresó al mar para llegar hasta donde estaba el auto  y verificar que no había nadie en el interior ni en la cajuela del vehículo.

Los agentes dieron parte a la central de la Policía, que indicó que tenían un reporte de taxi robado y que podría tratarse del mismo auto, por lo que dieron aviso a la Policía Ministerial y al paso de 40 minutos llegó al lugar donde estaba el auto un hombre que dijo llamarse Joaquín David Gómez Maldonado, quien manifestó ser el conductor del taxi y que lo habían asaltado la mañana del domingo y le habían robado el auto.

El conductor del taxi señaló que eran las seis de la mañana cuando conducía el taxi Nissan tipo Tsuru, marcado con el número  2149, con placas 4177BFB, sobre la calle 47 y al llegar al cruce de la calle 50 de la colonia Héctor Pérez Martínez, dos sujetos le hicieron la parada y al subir al taxi le indicaron que los llevara a la colonia San Nicolás, pero al estar cerca de la citada colonia estos le manifestaron que los llevara a Tierra y Libertad, lo que ya comenzó a inquietar al taxista.

También podría interesarte  Buscarán un proyecto para el ‘Hogar del Lagarto’

Luego uno de los sujetos les puso una navaja a la altura de las costillas del lado derecho, y el otro sujeto que se sentó detrás del conductor del taxi le colocó un arma de fuego en la cabeza, al tiempo que le indicaban que se detuviera y les diera el dinero que tenía y les entregó poco más de mil 500 pesos del trabajo de toda la noche y le quitaron el celular y su cartera.

El conductor del taxi señaló que los sujetos le dijeron que se bajara del taxi y él les contestó que ya les había dado el dinero y sus objetos personales, que no se llevaran el carro porque era de su padre, pero los ladrones le volvieron a indicar que se bajara y aunque logró golpear a uno de los ladrones -al que identifica con un cicatriz en la mejilla izquierda- le apuntaron con el arma de fuego y decidió bajarse del auto para no ser lesionado y sólo observó que los ladrones se dieron a la fuga a bordo de su unidad sobre la avenida Constelación Pléyades, con dirección a la avenida Isla de Tris.

Posteriormente, el afectado logro ubicar a un taxi al que le pidió ayuda y le contó que le habían robado la unidad y junto con otros de sus compañeros taxistas se dieron a la tarea de tratar de ubicar la unidad robada y se trasladó al Ministerio Público para levantar la denuncia de robo del taxi.

A su llegada al lugar el taxista con mucha rabia vio su taxi en el  mar, indicando que  eso era maldad porque ya lo habían asaltado, no tenía razón para hundir su vehículo en el mar.

Jorge Pérez
redaccion@multimedioscampeche.com